Caracterización y comparabilidad de biosimilares: perspectiva regulatoria y analítica

MÁXIMO BARRERAS

Licenciado en Genética de la UNaM. Obtuvo su Doctorado en FCEN-UBA, área Química Biológica.
Posee 11 años de experiencia como Jefe de Desarrollo Analítico, actualmente abocado al área de caracterización y comparabilidad de biosimilares en una empresa biotecnológica Argentina.
Su trabajo implica planificación y ejecución estudios de comparabilidad analítica entre innovador y potencial biosimilar y la generación de la documentación pertinente para incluir en presentaciones a autoridades regulatorias. También desarrollar y calificar analítica de caracterización (secuenciación, perfiles de glicosilación, impurezas y/o caracterizaciones por HPLC, EC, IEF, MS, métodos espectrofotométricos, SPR, entre otros). Entre las proteínas con las que trabaja su grupo hay glicoproteínas, anticuerpos monoclonales, proteínas quiméricas y proteínas producidas en células procariotas.

RESUMEN DE LA CONFERENCIA

Caracterización y comparabilidad de biosimilares: perspectiva regulatoria y analítica

El desarrollo de los medicamentos biológicos y en particular de aquellas especialidades medicinales que tienen a una proteína recombinante como ingrediente farmacéuticamente activo, representa un gran avance terapéutico, permitiendo nuevas opciones para el tratamiento de muchas enfermedades graves o crónicas en áreas donde no existían posibilidades o éstas eran insuficientes, como ser: oncología, hematología, reumatología, nefrología, dermatología, entre otras.
La protección patentaria de la primera generación de medicamentos biotecnológicos comenzó a expirar ya en el año 2004 y esto generó la posibilidad y el interés público para el desarrollo de versiones biosimilares de este tipo de medicamentos, incrementando la posibilidad de acceso de una mayor cantidad de pacientes a este tipo de opciones terapéuticas.
La aproximación genérica estándar (demostración de bioequivalencia con un medicamento de referencia a través de estudios de biodisponibilidad) que normalmente es aplicable a los productos obtenidos por síntesis química no es científicamente apropiada para los medicamentos biológicos o biotecnológicos debido a la complejidad de estos últimos. Entre otras, una de las principales actualizaciones que implica el registro de un biosimilar es el requerimiento de la presentación de un ejercicio de comparabilidad analítica contra un medicamento de referencia. Sobre este punto, ANMAT, EMA o FDA publican diferentes guías o lineamientos para la definición en primer lugar de que es un biosimilar y luego un ejercicio de comparabilidad.
Las proteínas terapéuticas son producidas por células o en algunos casos aisladas de una fuente biológica. Estas proteínas son moléculas mucho más grandes que las drogas convencionales obtenidas por síntesis química, presentando una compleja estructura y un amplio abanico de modificaciones post traduccionales (MPTs) que dictaminan que sea muy probable que se observe un alto grado microheterogeneidad, pudiendo esta fuente de variabilidad afectar su seguridad y eficacia. En resumen, las proteínas como componente farmacéuticamente activo pueden variar al menos de 2 maneras: secuencia aminoacídica (estructura primaria) y estructura de orden superior: plegamiento e interacciones proteína-proteína y también por modificaciones sobre aminoácidos – glicosilación, oxidación, deamidación, entre otros.
Por ende el ejercicio de establecer biosimilaridad deberá evaluar las características de ambos productos, el candidato a biosimilar y el de referencia o comparador-innovador, cubriendo estas áreas con la mayor amplitud posible y utilizando técnicas analíticas actualizadas -“state of the art”- y ortogonales (medición de la misma característica de diferentes maneras) siempre que sea posible y necesario. Estos análisis en definitiva nos van a dar información de cómo la seguridad y eficacia de una molécula puede verse afectada por variaciones en estos parámetros.

El objetivo de esta disertación es doble:
1- Hacer un breve repaso de las guías base publicadas por diferentes autoridades sanitarias sobre como planificar un ejercicio de comparabilidad correctamente.
2- Considerar y describir todas las características relevantes del producto proteico (es decir la estructura primaria, secundaria, terciaria y cuaternaria, MPTs y actividad biológica) para demostrar que el producto propuesto es altamente similar al producto de referencia, evaluando y estudiando 3 grandes áreas de análisis, siempre que sea posible: 1- Estructura, 2- Pureza y MPTs y 3- Ensayos Funcionales. A este fin, se mostrará el ejemplo de lo analizado sobre una molécula quimérica compleja para determinar cuáles son los ensayos que en línea general se deben considerar. En cualquier caso, el criterio de amplitud analítica siempre estará definido sobre la base de poder evaluar de manera certera aquellas características que puedan tener efecto sobre la seguridad y eficacia de un medicamento biosimilar.

ORGANIZA

Comité de Expertos en BIOTECNOLOGÍA.